16 largometrajes iberoamericanos optan al Goya

16 historias han sido presentadas por las academias y los comités de selección de sus respectivos países para competir por ser nominadas al Goya a la Mejor Película Iberoamericana en la 37 edición de estos premios.

Chile ha escogido 1976, de Manuela Martelli; Paraguay trae el documental dirigido por Arami Ulllón, Apenas el sol; y Argentina se ha decantado por el largometraje de Santiago Mitre, Argentina, 1985. De factura uruguaya es el documental Bosco, de Alicia Cano Menoni, mientras que la apuesta de la República Dominicana es Carajita, firmada por Silvina Schnicer y Ulises Porra. También aspiran al Goya el título costarricense de Nathalie Álvarez Mesén, Clara Sola; el documental guatemalteco de Anaïs Taracena, El silencio del topo; el colombiano La jauría, de Andrés Ramírez Pulido; el peruano Las mejores familias, de Javier Fuentes-León; y el ecuatoriano Lo invisible, dirigido por Javier Andrade.

Brasil ha seleccionado Marighella, de Wagner Moura; México Noche de fuego, de Tatiana Huezo; Portugal Nothing Ever Happened, de Goncalo Galvao Teles; y Venezuela One Way, de Carlos Daniel Malavé.

Las opciones al Goya iberoamericano se completan con la representante de Panamá Plaza Catedral, de Abner Benaim; y la deBolivia, Utama, de Alejandro Loayza Grisi.

Estas 16 películas, tres más que el año pasado, se proyectan en la Academia a partir del próximo martes, 4 de octubre, en el marco de las actividades de la Fundación, en sesiones abiertas a académicos y público general.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s