Miradas desde San Sebastián en el cuarto día

MONTSERRAT FONSECA

San Sebastián.- ¿Percepción de la calidad? Estamos en el 4º día. Hasta aquí, el nivel del certamen ha sido aceptable, pero ninguna de las cintas en competencia oficial por la Concha de Oro llega a deslumbrar, de momento. Como las estrellas que pasean por Donostia, son muchas e interesantes, cumplen con su cometido como verdaderos profesionales, laboran; pero las ‘nubes’ que aún nos sobrevuelan no permiten percibirlas en su esplendor.

La película Yi miao zhong / One Second (Un segundo), de Zhang Yimou, inauguró la Sección Oficial (SO) a concurso la 69 edición del Festival de San Sebastián. Yimou, uno de los realizadores chinos más reputados de las últimas décadas, concursa por primera vez en la Sección Oficial con su particular homenaje al cine, protagonizado por un prisionero que escapa del campo de trabajo en plena Revolución Cultural en busca de unas imágenes de su hija. Wei Fan y Yi Zhang encarnan a los personajes principales del filme. One Second es un Cinema Paradiso chino, puro amor al cine… Nos hacemos mayores. También los cineastas. Es un film que se ve con entusiasmo y se aprecia la mano del maestro Zhang Yimou. Magnifica fotografía, impresionantes dunas ¿del Gobi?  

Terence Davies, pugna por tercera vez por la Concha de Oro tras haberlo hecho con The Deep Blue Sea (2011) y Sunset Song (2015). Regresará con Benediction, un biopic en el que Jack Lowden y Peter Capaldi encarnan en distintos momentos de su vida a Siegfried Sassoon, un soldado y poeta antibelicista que sobrevivió a la I Guerra Mundial. Diálogos mordaces, refinados, inteligentes, sublimados por la poesía del protagonista, la voz en off de poemas recitados por el propio Sassoon con superposiciones de imágenes de archivo. Magníficos actores, estética sin dejar nada al azar, ambientación exquisita y transiciones de montaje sutiles, película a la usanza clásica que puede resultar atractiva para el festival. Veremos

El cineasta galo Laurent Cantet presenta a SO Arthur Rambo, en la que Rabah Naït Oufella da vida a un escritor de éxito que deberá lidiar con los mensajes de odio que publicó en el pasado en las redes sociales. Los planteamientos de la película son demoledores, emocionan y sugiere muchas más preguntas que respuestas, si es que hay alguna. Invita a profundas reflexiones mucho más allá que simples opiniones de café, en un tema tan presente en nuestro sistema de vida donde lo que impera es la inmediatez y el poder de las redes sociales. Es mi favorita por todo lo que explora social y políticamente, además de emocionar hasta la médula. La conversación entre hermanos termina por tumbarte. Laurent Canet es un asiduo del festival: con L’emploi du temps / Time Out (El empleo del tiempo, 2001), Vers le sud / Heading South (Hacia el sur, 2005), Entre les murs / The Class (La clase, 2008), que fue Palma de Oro en Cannes.

Claire Simon trae su nuevo trabajo, Vous ne désirez que moi / I Want to Talk about Duras, una aproximación a la entrevista que la periodista Michèle Manceaux mantuvo con Yann Andrea, amante de la escritora Marguerite Duras en sus últimos años. Aunque interesante sin llegar más allá, la rompedora directora en su look más atrevido, dice que su película es la mejor. Está habituada a trabajar indistintamente en proyectos de ficción y de no-ficción. Está podía haber sido un documental, pero se decanta por ficcionarlo sin llegar a óptimos resultados. Es la primera participación en la Sección Oficial de la cineasta francesa nacida en el Reino Unido.

La por ahora única opera prima presentada en la SO, de la danesa Tea Lindeburg, Du som er i himlen / As in Heaven, está inspirada en el clásico literario danés publicado en 1912 por Marie Bregendahl. La acción transcurre a finales del siglo XIX en una granja donde los miembros de una familia numerosa aguardan al noveno hijo mientras la hermana mayor se prepara para marcharse a estudiar, a dejar la granja. Con esta premisa simple y dura de un parto, es capaz de mostrarnos, como en el mejor de los cines nórdicos de antaño, una transformación y pérdida de todos los anhelos de esta joven; el poder de la religión, de las creencias, almas torturadas incluso ya en generaciones anteriores. Buena fotografía. Promete. Con experiencia en el medio televisivo, Lindeburg ha dirigido varios episodios de series de televisión de Dinamarca y es también la creadora de la producción danesa de Netflix Equinox, basada en su propio podcast, Equinox 1985.

NUEVOS DIRECTORES. En la sección de Nuevos Directores (ND), Lost in Summer, adolescentes en tiempo de vacaciones, te hace añorar películas como Cuenta Conmigo de Rob Reiner, tiene su tempo y resulta interesante. La debutante en largometraje, Lena Lasnskih (Rusio, 1990) llega a Donostia con Unwanted llena de ilusión. De hecho, apabulla con su desparpajo. Nos cuenta una historia impactante, que según ella “son estas historias que conozco, las que de una forma u otra me inspiran en mis trabajos. Todo viene de mi experiencia “. Estremecedora revelación. Se trata de Vika, una joven de 14 años madre de un bebe no deseado, rodeada de angustia y desesperación, que no permite al espectador evadirse de ellas. En parte se debe a la debutante actriz protagonista Olga Malahova, cuya interpretación logra traspasar la pantalla y llegar a lo más profundo del espectador.  

EL ÍMPETU JUVENIL. Las películas con conciencia también están presentes. Niñas, jóvenes adolescentes, vástagos de progres que creyeron y actuaron pensando que el mundo era suyo y tenían todos los derechos y pocas responsabilidades, son los que ahora alzan sus ímpetus en la idea de que si no son ellos y actúan activa-alocadamente, nadie salvará su planeta. The Crusade ó Bigger than us. Hay que ser correctos y sentir que contribuimos a salvar el planeta. Vaya por ellos. Como películas de entretenimiento se dejan ver, incluso son divertidas, entrañables, nos sentimos bien. En palabras del director de La Crusade, Louis Garrel, “estoy acomplejado frente al compromiso social de los jóvenes”. Demasiada corrección, solidarios, comprensivos, comprometidos… En grupo, o de cara a la galería. ¿Qué hay de lo individual, de lo de que una mano no sepa lo que hace la otra?» 

Lucile Hadzihalilovic, este año regresa con Earwig. Se trata de la adaptación de una novela de Brian Catling que narra la historia de Albert, un hombre encargado de cuidar de Mia, una niña con dientes de hielo. Un historia muy cerrada que exige del espectador casi todo. La atmosfera que consigue crea, el silencio que forma parte del sonido, mas que sonido “texturas sonoras”, logran el ambiente denso y claustrofóbico que busca la autora, una cuenta cuentos muy particular en toda su obra. El objetivo era conseguir la apariencia de un cuento gótico y creo que el resultado es expresivo y seductor, según la propia Hadzihalilovic. En rueda de prensa celebró volver a estar en San Sebastián y pidió un deseo: Conquistar no solo al jurado, si no también a la crítica, que hasta ahora le ha sido esquiva. Aun así premios no le han faltado. Logró el Premio Nuevos Directores con su debut, Innocence, (2004). Con Evolution(2015), su segundo largometraje, obtuvo el Premio Especial del Jurado en la Sección Oficial; y aún resuenan en mi retina algunas de sus impactantes imágenes.

Claudia Llosa, ganadora del Oso de Oro en el Festival de Berlín con La teta asustada / The Milk of Sorrow (2009), la primera película peruana nominada al Oscar en la categoría de habla no inglesa, compite por primera vez en la Sección Oficial con Distancia de rescate / Fever Dream, en cuyo reparto figuran María Valverde, Dolores Fonzi, Germán Palacios y Guillermo Pfening. Tras tu experiencia como jurado en San Sebastián en 2010, ahora la cineasta peruana, vuelve para presentar un relato vertiginoso e hipnótico sobre los miedos y el poder del amor materno coescrito con Samanta Schweblin, autora de la novela homónima. Nos lleva a recordar la inquietante “Otra vuelta de tuerca” con esos cuatro personajes: dos adultas y dos niños que entrecruzan sus identidades, finalmente sin llegar a sugerirnos a implicarnos. Buenas interpretaciones de las dos actrices. Dolores Fonzi por momentos, llena la pantalla

Dentro de otras secciones quiero destacar la que no deben perderse, aquí llega en la sección de Zabaltegui. La inclasificable, audaz, lenguaraz, descarada, irreverente y divertida Bad Luck Banging or Loony Porn de Radu Jude sobre un vídeo sexual que pone patas arriba la vida de una profesora. Se alzó con el Oso de Oro a la Mejor Película en la Berlinale. «Es una película que posee la rara y esencial cualidad de una obra de arte duradera», explicó el director y miembro del Jurado Navid Lapid. “Logra capturar en pantalla el contenido y la esencia, la mente y el cuerpo, los valores y la crudeza de nuestro tiempo, de este preciso momento de la existencia humana. Y lo hace provocando al espíritu de nuestro tiempo y desafiándolo a un duelo. Ataca al espectador, genera desacuerdos y se salta todas las distancias de seguridad». No puedo estar mas de acuerdo.

2 comentarios en “Miradas desde San Sebastián en el cuarto día

  1. Me encanta. Gran «review». A personas como yo, que se mueven en ámbitos absolutamente alejados de las pantallas televisivas y cinematográficas, estas reseñas nos recuerdan que siempre hay gente más allá de lo común y corriente, con miras puestas en lo más profundo y en lo más alto de la vida. Felicitaciones y enhorabuena.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s