Tierra de violencia

Robert Andrés Gómez

NEVER OLD GROW (Tierra de Violencia, 2019) de Ivan Kavanagh se ubica en las antípodas de FIRST COW (2019) de Kelly Reichardt. Y sin embargo comparten género (Wéstern) y universo temático: el viaje, el nuevo comienzo, la prosperidad laboral y las amistades inesperadas. Pero aún así, Kavanagh avanza en otra dirección, bastante más cerca de La Bruja de Robert Egger. El film del realizador irlandés roza lo diabólico tras la llegada de aquel perturbador extraño interpretado por John Cusack. Un ángel de la muerte que consigue entablar una áspera relación con el enterrador de un pueblo miserable y lóbrego en el medio oeste norteamericano. Interpretado por Hirsch, un extranjero en pos del sueño americano, un outsider convertido a una nueva fe, acepta la prosperidad que le aportan las muertes que el otro deja cada día. En aquel frío, oscuro y húmedo Páramo, la violencia y el miedo crecen a la sombra del temor de Dios y también a su ausencia. Cusack es la muerte personificada y Hirsch su Creonte. Kavanagh apuesta por el Wéstern y lo eleva en aquel complejo retrato del miedo. Cusack casi irreconocible, saca su lado más oscuro. Tras unos años en la segunda línea, Hirsch comienza a recuperar el lugar que no ha debido perder. La cinematografía es de Piers McGrail. La música de Aza Hand y Will Stanley. #western

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s