La esperanza a través del arte

Ganadora a Mejor Film de Animación en los premios del Cine Europeo

REINALDO CHACÓN

La animación, cuando es arte al servicio de la política, se enmarca como una herramienta que logra colocar conceptos abstractos en el pensamiento lineal y concreto del ser humano, especialmente en el del activista. Es por ello que cuando aparece un film político que utiliza esta técnica sin evocar la abstracción como principio de la narración, se convierte en un evento más que peculiar. Y es que eso es lo que ocurre en Josep (2020) dirigido por Aurel y escrito por Jean-Louis Milesi. El film es un drama animado que narra la abrumadora oleada de republicanos que huyen de la dictadura de Franco, en febrero de 1939, hacia Francia. Aún cuando el gobierno francés opta por confinar a los españoles en campos de concentración, dos hombres, separados por un alambre de púas, traban una amistad. Uno de ellos es Josep Bartolí, un dibujante que luchó contra el régimen franquista.

La exquisitez de este film yace en magia técnica y narrativa que diseñan dos momentos históricos bien determinados: la guerra y la actualidad. En la primera, la que consume mayor tiempo de metraje, está construida por pinturas con ilusiones de movimiento. Líneas que resaltan en todo momento ante figuras fijas que son una yuxtaposición de un ambiente que tiene la fluidez de la vida. Ese elemento estático, mantiene el tono de lentitud y detenimiento que vive un ser humano en la guerra. Coloreada por líneas que terminan por salirse de los bordes, plasman un oscuro destino que no avanza sino a la muerte. En el otro momento, desde donde se cuenta el relato, la fluidez de la animación nos trae al presente colorido, vivido y saturado en todas sus líneas. Delicados trazos y curvas que construyen personaje con detalles que no vemos en ese paso tosco. Esto construye una macro atmósfera que va tejiendo un metalenguaje dentro del film, describiendo temas y tramas que requieren más allá del sonido de las voces de los actores para lograr la empatía necesaria.

Ambas técnicas de animación 2D van convergiendo en el concepto de esperanza que el film lleva como objetivo principal. El arte gráfico, en su rudeza artística, con intenciones de realismo poco agradables, entabla un puente que instaura en la mente una necesidad de evocar respeto ante la expresión de lo vivido. Y es que el film logra dar un hermoso honor a este dibujante y pintor, viajando por todo su estilismo estético. Un trayecto que busca incorporar a las generaciones de nuevos artistas gráficos a buscarle un sentido conceptual a sus trabajos. Fuera de la política e idealismos, inspira con la intención de ser parte de esa esperanza que debe sanar al mundo de lo que aún mantiene sus heridas.

Ganadora a Mejor Film de Animación en los premios del Cine Europeo, esta película se enfila a ser una de las favoritas por su cuerpo argumentativo y su discurso técnico en su categoría. Una joya que sigue escalando posiciones en lo que ahora llamamos animación clásica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s