Host, terror digital

El film se estrena el próximo 18 de diciembre en cines y TVOD

Durante el confinamiento de este 2020, seis amigas realizan una sesión de espiritismo por Zoom que las llevará a aterradoras experiencias. Cuando alguien (o algo) más se une a la llamada, empiezan a preguntarse cómo podrán sobrevivir a esa noche.

HOST, de Rob Savage, se erige como uno de los títulos claves del terror de un 2020 también temible. Tras su paso por el Festival de Sitges, con un éxito rotundo de crítica y público, y su premio a Mejor Película en el Bilbao-Fant, HOST se ha convertido ya en un clásico rabiosamente contemporáneo. A raíz del fenómeno, Savage, el premiado más joven de la historia de los British Independent Film Awards, ha firmado para tres nuevos títulos con la factoría Blumhouse.

El joven director británico Rob Savage (1992) forma parte de la cantera de Sundance y de la Berlinale y ha ganado numerosos premios con sus cortometrajes. Su película de 2017, Dawn of the Deaf, fue preseleccionada en el BAFTA y se ha programado en más de 100 festivales de cine en todo el mundo, incluidos Sundance y Sitges, donde ganó el Melies d’Argent al Mejor Cortometraje. Savage escribió, dirigió, fotografió, coprodujo y montó el largometraje de bajo presupuesto Strings a los 17 años, que se estrenó en el Festival de Cine de Roma. Adquirida por Vertigo Films, Savage ganó el Discovery Award en los British Independent Film Awards por la película, lo que lo convirtió en el director más joven en ganar un BIFA. Su trabajo televisivo incluye contenido para Channel 4, FX y Sky, donde dirigió tres episodios de Britannia de Jez Butterworth.

HOST se basa en un breve vídeo creado por Rob Savage a principios de 2020. El corto mostraba a Savage investigando sonidos extraños en su ático mientras hablaba con amigos en un video chat grupal. Inicialmente se pensó como una broma, ya que los demás no sabían que un rostro aterrador aparecería en pantalla. Savage colgó el video en línea y se volvió viral. Y decidió convertirlo en una película.

La película fue rodada mientras las restricciones de la cuarentena estaban vigentes debido a la pandemia de la COVID-19, y Savage tuvo que dirigir a los actores de forma remota mientras ellos mismos configuraban sus propias cámaras, iluminación y piruetas. Los efectos también fueron manejados por los actores bajo la dirección de Savage, que les realizó un taller virtual sobre cómo montar efectos y “mover puertas o hacer que las cosas salgan volando de los estantes”. La película tardó doce semanas en completarse, desde su concepción hasta su entrega a Shudder, la primera plataforma donde estuvo disponible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s