Meryl Streep: ‘La violencia invita a la violencia’

1florencefosterjenkins-1

Ayer, estaba cantado que Meryl Streep, la gran dama de la actuación estadounidense recibiría un premio. Con 30 nominaciones en su carrera y 8 Globos de Oro ganados, aspiraba a uno más por FLORENCE FOSTER JENKINS, el biopic dirigido por el británico Stephen Frears y que coprotagonizó junto a Hugh Grant y Simon Helberg. De no haber sido por el arrollador y enternecedor impacto de La La Land de Damien Chazelle que catapultó la dulce interpretación de Emma Stone, probablemente Meryl Streep habría ganado su noveno Globo. Como bien dijo Viola Davis, una vez más, la actriz desaparece en un personaje tan extravagante como inusual. Un personaje aferrado a su sueño y deseo de ser una exitosa soprano aunque su talento haya estado muy por debajo de su propósito.

Frears construye una historia de amor, a la música y de una pareja que busca esa felicidad a través del arte. Aún a costa del esperpento. Irregular en su trazado, es tal vez el derrotero del film lo que haya dejado de lado el noveno triunfo de la actriz. No obstante, la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood tenía reservado para ella el premio a su trayectoria. El Cecil B. De Mille que entregó Viola Davis, esa amiga y colega portentosa capaz de robar toda una escena a la propia Streep en La Duda (de John Patrick Shanley).

Tras la introducción de Davis y un maravilloso clip sobre las interpretaciones de Streep, la actriz subió conmovida para dar el mejor discurso de la noche en una ceremonia tan íntima como Hollywood puede darla. Con una voz afectada por la emoción y una peculiar afonía, la ganadora de tres premios de la Academia habló sobre el trabajo del actor, la política, el respeto y la libertad de expresión. Aquí parte de sus palabras:

“Gracias a la Prensa Extranjera de Hollywood. Y citando lo que dijo Hugh Laurie, ustedes, los que estamos aquí pertenecemos a uno de los segmentos más vilipendiados de la sociedad estadounidense. Piénsenlo: Hollywood, Extranjeros y la Prensa. Pero quiénes somos, qué es realmente Hollywood. Somos un montón de gente de otros lugares: yo nací, crecí y me eduqué en las escuelas públicas de New Jersey. Viola nació y creció en una finca en Carolina del Sur. Sarah Paulson nació en Florida y la crió una madre soltera. Sarah Jessica Parker es una de siete u ocho chicos de Ohio. Amy Adams nació en Vincenzo, Venetto, en Italia. Natalie Portman nació en Jerusalem. Y la hermosa Ruth Nega nació en Irlanda y está nominada por interpretar a una mujer de Viriginia… Ryan Gossling como toda la gente agradable es de Canadá. Y Dev Patel nació en Kenia, vive en Londres y está nominado por interpretar a un joven indio criado en Tasmania. Así que, si botamos a todos de aquí, no va a quedar nada que ver que no sea fútbol y Artes Marciales.

“Me dieron 3 segundos para decir esto así que… El trabajo de un actor es interpretar gente diferente y mostrar que ustedes sientan cómo se siente. Este año hay tantas actuaciones que hicieron eso. Un trabajo excepcional. Pero este año hubo una actuación que me impactó y tocó mi corazón. No porque fuera buena, sino por su efectividad. Hizo que el público se riera. Fue el momento cuando una persona se puso a imitar a un reportero discapacitado, privándolo de la capacidad de respuesta. Eso rompió mi corazón cuando lo vi. Y lo peor es que no fue una película sino la vida real…

“Y este instinto, de humillar desde una plataforma pública a permeado la vida de todos porque le da permiso a otra gente para hacer lo mismo. La falta de respeto provoca falta de respeto. La violencia invita a la violencia. Cuando los poderosos tratan de pisotear a otros todos perdemos. Y eso me lleva a otra cosa. Me lleva a la prensa. Necesitamos que la prensa con principios haga que los poderosos respondan. Por eso nuestros padres fundadores nos heredaron la Constitución. Y por eso la prensa extranjera de Hollywood y todos en la comunidad aprobamos una comisión para proteger a los periodistas. Porque los vamos a necesitar y ellos nos van a necesitar a nosotros para salvaguardar la verdad.

“Una vez en una filmación estaba quejándome de algo y al final del día Tommy Lee Jones me dijo: ‘No es un privilegio ser un actor’. Y sí, lo es. Debemos recordarnos el privilegio y la responsabilidad que entraña la empatía del actor y debemos sentirnos orgullosos del trabajo que hacemos. Y como una vez me dijo mi amiga, la querida Princesa Leia, toma tu corazón roto y conviértelo en arte. Gracias a la Prensa Extranjera’.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s