La trastienda del festival

1maxresdefault.jpg

MONTSERRAT FONSECA

Donosti.- Pasada la hora de los premios, ha llegado la hora del análisis. Tras una intensa semana de proyecciones (unas 600 películas llegaron este año al certamen), el jurado del Festival Internacional de Cine de San Sebastián 2016 concedió la Concha de Oro a la Mejor Película al film  WO BU SHI PAN JINLIAN / I AM NOT MADAME BOVARY de Xiaogang Feng (China).

Tremenda sorpresa. Que el largometraje asiático se lleve el premio definitivo del certamen y -puede que una merecida, Concha de Plata a la Mejor actriz-, me parece exagerado. Entre las 17 películas de la Sección Oficial las había mejores. El deseo de cumpleaños de la galardonada actriz Fan Bingbing debió dar aliento a la delegación china que permaneció en Donostia desde su llegada hasta el día final.

El director Jia Zhang-Ke, miembro del jurado, padeció en su momento de la censura china por su soberbia Un toque de violencia. Un film que asestó no pocas bofetadas sobre el gobierno y las autoridades de su país quienes no tardaron en arrojar sobre él y su film una sombra de censura. El de Xiaogagn Feng parece recorrer un derrotero similar, pero… Si se quería hacer un reconocimiento político sobre lo cinematográfico, tampoco me sirve. El film en cuestión está bastante lejos de ello y  denota el poco sentido del humor de los censores, lo que ya sabemos, ante la fábula que nos ocupa, un vehículo al servicio de su protagonista.

Así, al final, Donostia ha dejado el cierre de una hermosa edición en un bajón. El jurado presidido por Bille August (con su Óscar y dos Palmas de Oro), Anahí Berneri, Esther García, Bina Daigeler, Matthew Libatique y Nadia Turinev deja un abismo más a favor de la militancia que de lo cinematográfico. Que por otro lado, subraya eso sí el interés por las historias femeninas por partida doble. Primero en la Sección Oficial y más allá en Horizontes Latinos. Rara, la cinta chilena de Pepa San Martín, sobre un caso de la vida real también ha ganado.

Como diría Connor McLeod en Los inmortabes: ‘Sólo puede haber uno’. No obstante, con ese espíritu, reflexiona una,  dónde queda la mirada puesta sobre otros problemas políticos reflejados en el certamen como por ejemplo en Nocturama, la inquietante cinta de Bertrand Bonello (Francia). Por no mencionar a otras interesantes obras que retratan problemas sociales y políticos tan o más importantes y mucho menos visibles que aquellos que se viven en  la poderosa China. No, no me convence.

Lo anterior deja también en el camino a la interesante película El Amparo de Robert Calzadilla.  En su país, Venezuela, apenas  sí se sabe de su existencia.  Ni si será posible estrenarla algún día  como propone su director, en el mismo pueblecito de El Amparo (Estado Apure), donde sucedieron los trágicos hechos que narra.

El Amparo nos muestra sin necesidad de sangre, la muerte de 14 campesinos a manos del ejercito venezolano acontecida en 1988, a quienes además acusaron de terroristas. Al día de hoy, sigue si ser reconocida tal barbarie como corresponde. Y lo narra desde una madurez, una serenidad un planteamiento cinematográfico aplastante que te hace seguir la historia con las emociones que el director nos plantea. Las justas, ni una de mas ni una de menos. Pasó de puntillas por el festival, nadie se inmutó… en el jurado.

Que, por otra parte, sean ya siete años (de los 12 últimos como apunta el propio certamen-, que el premio al Mejor actor se lo lleve un español -bueno catalán-,  además no el mejor de esta Sección Oficial, “manda huevos” que diría algún lugareño, incluido el propio festival. Sin restar ningún mérito al pedazo de actor que es Eduard Fernandez. Al contrario Lo cierto es que ya su camino a los Premios Goya y el de la película de Alberto Rodríguez que protagoniza EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS, está trazado.
Pero el tema no queda allí. Que el premio a Mejor director se lo lleve Hang Sand-soo por DANGSINJASINGWA DANGSINUI GEOR/YOURSELF AND YOURS, tampoco me convence, y si la excusa es que recuerda a Woody Allen, menos. Vaya por delante, que tanto el director como sus películas me fascinan. Pero en un Festival como pretende ser el de San Sebastian, me parecen excesos. Sí, y no pocos.
Anuncios

2 comentarios en “La trastienda del festival

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s