‘Fortitude’

fortitude

Desde Gran Bretaña, llegó Fortitude. Un seriado que ya promete segunda temporada (sumando a Dennis Quaid) y que aprovecha la gelidez del paisaje para trazar una línea argumental delicada, frágil y trágica.

Es su contexto y sus extraños personajes, lo que sostiene un entramado irregular que va del thriller policial al sobrenatural y de ciencia ficción con toda naturalidad. El contexto de aquél pueblo rodeado de hielo funciona como el bosque tenebroso de un cuento de hadas. Y desde allí, se convierte en un escenario posible, al margen, donde todo parece tener cabida.

La latente agresividad de sus personajes, la fragilidad de las relaciones emocionales que sostienen, engarza con facilidad en una suerte de dominó donde se aventuran algunas sucesos sin prejuicio, pero con toda la resistencia posible por parte del espectador.

Sin ser el protagonista, Stanley Tucci (El diablo viste de Prada, Spotlight), se roba cada plano, mientras intenta desentrañar la serie de intrigas que se acumulan en aquél blanco inmenso.

Colateralmente, ese paraíso salvaje se transforma también en una metáfora del caos ambiental. De un mundo que parece condenado a la extinción por la fuerza irracional y racional del hombre.

Como serie, sigue la estela de otros programas de ficción que nacieron en Europa desde The Killing (2011) y que ha ido en crescendo con El Puente, The Fall, Black Mirror, Humans o Spotless. Amargas miradas que se sumergen en los crudos universos de sus personajes, más allá de la trama que mueve los hilos argumentales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s