José Luis Rebordinos: “El cine es cada vez más mestizo”

Re_21183José Luis Rebordinos, director del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, pasa revista a la próxima edición, la número 63, del certamen cinematográfico más importante de españa y uno de los diez más importantes del mundo. Desde el próximo viernes 18, el teatro Kursaal en la capital donostiarra recibirá a un nutrido número de creadores, nóveles y consagrados, de diversas partes del mundo. La Concha de Oro es el premio mayor, también el premio Donostia, que este año será entregado a la actriz británica Emily Watson (Rompiendo olas, Hillary and Jackie, Gosford Park).

Una sección oficial capitaneada por películas dirigidas por Terence Davies o también la primera película animada en competencia coinciden en la presente edición. Una entrega donde el cine español y el cine latinoamericano muestra extraordinarias cartas. Horizontes Latinos, la sección que agrupa al cine de esta región es sin duda una de las apuestas más sólidas, toda vez que los largometrajes que la forman prácticamente constituyen en sí mismos, auténticas ‘PERLAS’ festivaleras (Perlas es otra de las secciones a mirar siempre en este certamen).Rebordinos celebra la calidad del cine español, y tiene razones. En la fotografía número 63, el certamen tendrá a directores como Alejandro Amenábar, Álex de la Iglesia, Juanma Bajo Ulloa, Marc Recha, Agustí Villaronga y más.

También, desde otras latitudes, estará el film venezolano ganador del León de Oro en la última edición de Venecia: Desde allá de Lorenzo Vigas.

-A cada festival, dado su origen, se le achaca la no poca reserva a la hora de programar películas relacionadas con su cinematografía inmediata. El año pasado la generación 2014 fue notable, pero este ha conseguido que Villaronga, Amenábar, Recha y De La Iglesia se dejen caer sin más. Cómo se ha dado ese ‘milagro’.

-El Cine Español vive un momento de gran creatividad. A pesar de las dificultades económicas se está produciendo un número importante de películas en cantidad, variedad y calidad. Y la relación en ese momento del Festival con los productores españoles, en general, es muy buena. Además, llevamos varios años en que las películas españolas que triunfan en el Festival tienen luego buenos resultados en la taquilla o en los Premio Goya, o en ambos a la vez.

Loreak significó un paso adelante en la diversidad del cine español dentro del certamen. Eso supone un listón muy especial. Que ha supuesto para la organización del festival el viaje de esta cinta y también cómo se ha mirado el propio cine vasco al respecto.

-Creo que la proyección de LOREAK en el Festival marca un antes y un después por varias razones. Por un lado, es la primera película realizada en euskera que compite en nuestro Festival. Por otro, la película gustó mucho y está haciendo un recorrido muy importante en festivales internacionales. Su calidad sirvió para convencer a algunos de que el equipo del Festival no programa en función de cuotas de cine local y de que si una película vasca está en competición es porque realmente creemos que tiene calidad para competir en nuestro Festival.img.rtve.es

Haemu fue una de las cintas más crudas y duras que un festival pudiera exhibir el año pasado. La crisis migratoria latente ha estallado por doquier en Europa. Qué acento temático consigue articular el certamen de cara a los dilemas contemporáneos en esta edición.

-Es imposible que un Festival de Cine como el de San Sebastián no refleje en algunas de sus películas lo que está pasando en el mundo. Este año, por ejemplo, hay un tema recurrente en películas de diferentes secciones, que es el de los problemas que viven los jóvenes en una Europa convulsa, donde los principios de ayer son ya hoy viejos, y en donde les cuesta encontrar modelos y pautas de comportamiento, con el agravante de la crisis económica…

-Los festivales de cine son una tribuna notable ya no sólo para el cine de autor o cinematografías específicas. Los grandes estudios también apuestan por la proyección que un festival puede ofrecer. Pero en cuánto puede ser medible esa proyección. Los espectadores adquieren conciencia cierta de la importancia de los títulos que allí convergen.

-No sólo el público percibe que las películas seleccionadas en los grandes festivales, a priori, ya por esa selección deben tener algún interés especial, sino que también los festivales son estupendas plataformas para el negocio cinematográfico (coproducciones, ventas internacionales, etc.) y un escaparate perfecto para que la crítica pueda acceder de manera fácil a las películas.

-El cine ha muerto… larga vida al cine. Se hace mucho ruido con la primera parte de esa frase. Aún más ante la fiebre que despiertan muchos seriados estadounidenses y algunos europeos. Qué está ocurriendo dentro de la industria y el arte cinematográfico para que esto se convierta en una verdad mediática.

-Yo no comparto la frase de que “el cine ha muerto”. El cine siempre ha vivido en continua transformación de formatos y soportes. Lo que pasa, es que ahora todo va mucho más rápido. Antes hacían falta décadas para cambios significativos. Ahora los cambios se suceden a una gran velocidad. El cine es cada vez más mestizo y se puede ver en soportes cada vez más variados, pero nunca dejará de existir, siempre se contarán historias con imágenes y sonidos.

-El cine venezolano tuvo un gran momento con el triunfo de PELO MALO de Mariana Rondón. Ese año DESDE ALLÁ de Lorenzo Vigas se suma a la programación de Horizontes Latinos y SOBREVIVIENTES apuesta por EN CONSTRUCCION. Supone ello una consistencia en los discursos de nuestro cine.

Creo que el cine venezolano vive un momento muy interesante. PELO MALO ganó en San Sebastián y DESDE ALLÁ competirá este año en Horizontes Latinos, tras estrenarse mundialmente en la competición de Venecia. Ojalá esto tenga continuidad en los próximos años. SOBREVIVIENTES puede ser el PELO MALO o el DESDE ALLÁ de dentro de unos años.

-Ampliando el abanico: Hacia dónde apunta el cine latinoamericano. Busca su camino o está tentado a replicar las formas del cine hollywoodense.

-El cine latinoamericano es muy plural, con lo que es difícil generalizar. Hay películas con propuestas narrativas muy radicales con difícil acceso para el público, pero también hay películas comerciales, algunas de las cuales tienen como modelo el cine de Hollywood. Lo que sí noto en estos últimos años es cierta tendencia de algunos importantes directores y productores de, sin renunciar al cine de autor, intentar llegar más al público. Es como si buscaran un equilibrio con sus películas entre el éxito en festivales internacionales y un buen resultado en taquilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s