Kingsman: El Servicio de Su Majestad preparado

Kingsman. El Servicio Secreto prepara su aterrizaje en las pantallas venezolanas para el próximo 17 de abril. La cinta está basada en el aclamado comic que lleva su mismo nombre. La película es dirigida por Matthew Vaughn (quien también ha estado a cargo de los exitosos films de superhéroes Kick-Assy X-MenFirstClass). La crítica no ha dudado en establecer similitud de este largometraje con James Bond, pero incluso ha dicho que la supera en acción.

En Kingsman: El Servicio Secreto se narra la historia de una organización clandestina de espías que recluta a un chico de la calle, Gary “Eggsy” Price, nada refinado, pero con gran potencial, para el programa de entrenamiento ultra-competitivo de este grupo, especialmente en el momento en que una amenaza mundial surge a manos de un perverso genio de la tecnología.

Cuando el padre de este niño sacrifica su vida en cumplimiento de su deber durante un ejercicio militar confidencial, a su familia le dan una medalla inusual y un número telefónico que sólo podrán utilizar una vez, en caso de que necesiten un favor de cualquier tipo.

Diecisiete años después, Eggsy (TARON EGERTON) es un alumno que ha desertado de la escuela, está desempleado y lleva su vida sin ningún porvenir en el apartamento de su madre. Después de ser arrestado por un asalto y manejar un vehículo robado, Eggsy utiliza la medalla heredada de su padre para salir de la cárcel. A la prisión llega a rescatarlo Harry Hart (COLIN FIRTH), un espía impecablemente sofisticado que le debe la vida al padre de Eggsy.

Conmovido al tomar conciencia del camino que Eggsy ha tomado, pero impresionado por sus notables cualidades, Harry le da la oportunidad de darle un giro a su vida, al ofrecerle hacer una prueba para ocupar un puesto con sus jefes, que son responsables de Kingsman, una organización independiente de inteligencia secreta.

Eggsy deberá enfrentarse a las competitivas y peligrosas pruebas que todo agente nuevo de Kingsman debe cumplir, y lidiar al mismo tiempo con la batalla emocional de ser un marginado social en un ambiente donde el resto de sus compañeros son cultos, tienen grandes contactos y muy buenos modales.

Mientras tanto, Harry está intentando resolver las misteriosas desapariciones de varios académicos, científicos y artistas prominentes, y cazar al hombre que cree es responsable de eso: Richmond Valentine (SAMUEL L JACKSON), un billonario de la tecnología y activista ecológico desilusionado, cuyo deseo por salvar la tierra a cualquier costo, lo ha llevado a diseñar un plan que tendrá consecuencias límites para todos.

Con la ayuda de Harry, Eggsy aprende a convertirse tanto en un caballero como en un espía, pero, ¿podrá superar a sus rivales y obtener el codiciado puesto en Kingsman? ¿Y podrán él y Harry descubrir a tiempo la verdad acerca del plan ingeniosamente malévolo de Valentine para detenerlo?

Kingsman: El Servicio Secreto desafía de manera irónica los conceptos del género de espías, al narrar la historia de un espía caballero que toma bajo su tutela a un chico ordinario de la clase trabajadora y lo entrena en el arte del espionaje. Es acerca del viaje que un chico de la calle hace de una clase social a otra, y que se desarrolla en dos mundos que se contraponen; uno, el de las aventuras donde vives o mueres, el otro, el de una existencia callejera muy ordinaria. De alguna manera, el film quiere establecer empatía con el espectador, motivándolo a que cualquiera puede convertirse en espía y vivir esas inigualables aventuras y además bien acompañado.

Colin Firth, interpreta a Harry. Para darle este papel,Vaughn no tuvo que pensarlo mucho. Firth es muy querido y elogiado, además de ser considerado el caballero inglés por excelencia, así que la noción de mostrar su lado aventurero y pendenciero fue difícil de rechazar. “Ver a Colin en acción es divertido y diferente”, comenta Vaughn. “Fue un gran riesgo, pero Colin realmente lo logra. Sabía que el aspecto de caballero del espía no iba a ser problema, pero no estaba tan seguro que pudiera lidiar con la acción. Lo sacamos de su zona de confort y le invirtió mucho trabajo a ello. Colin podría ser definitivamente una estrella de acción después de esto”.

Darle el papel a un joven actor capaz de personificar a Eggsy y emprender el viaje de ser un chico de la calle errante a un agente secreto refinado fue un reto enorme. A más de 60 actores jóvenes les hicieron pruebas en pantalla, antes de que Vaughn conociera a TaronEgerton, un chico de 24 años de edad, de Aberystwyth, Gales, y recién salido de la escuela de teatro. “Eggsy es un papel difícil de sacar adelante. Es un chico de la calle que se convierte en un caballero. Debe ser creíble al interpretar a ambos, y al mismo tiempo ser agradable, que no es fácil. Pero Taron lo ha hecho con un aplomo genuino”, señala Vaughn.

Todos los reclutas de Kingsman representan todo un reto para Eggsy, pero en Roxy, interpretada por SophieCookson, Eggsy encuentra lo que Jane Goldman llama “un digno rival. Son amigos y adversarios, y entre ellos se respetan. De cierta forma, ésa es parte de nuestra divergencia con James Bond; no hay un romance entre ellos y tampoco se trata de que él se esté acostando con mujeres”.

Fue este aspecto de la personalidad de Roxy lo que le llamó la atención del papel a Cookson. “Estoy bastante cansada de leer guiones donde las mujeres son muy sexualizadas y su función es básicamente ser un accesorio del protagonista principal. Roxy no es así”, explica.

Cada buen espía necesita un villano apropiadamente malvado, y en Valentine, interpretado por Samuel L. Jackson, el género bien pudo haber descubierto a su antagonista más maniaco. Un genio billonario, cuyo plan para “salvar al mundo” va de la mano de exterminar a la raza humana, Valentine está forjado en el molde de los clásicos tipos malos de películas de espías. Pero el emprendedor experto en tecnología también está inspirado en los súper poderosos más recientes del mundo: los Directores Generales de los inmensos conglomerados de medios y gigantes de la tecnología.

Un villano clásico necesita un inolvidable secuaz, y Valentine tiene a Gazelle, una bella y súper inteligente mujer que tiene dos piernas amputadas, pero unas cuchillas mortales en su lugar. Es una máquina de matar. “La llaman Gazelle [gacela] porque tiene control absoluto de sus piernas”, explica SofiaBoutella, quien interpreta el papel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s