Volver al Gran Hotel Budapest

new-poster-arrives-for-the-grand-budapest-hotel-151538-a-1387438490-470-75

Este viernes 30 de enero en las principales salas de cine del país, Venezuela tiene una nueva oportunidad de disfrutar de la obra cumbre de Wes Anderson, EL GRAN HOTEL BUDAPEST, nominada a nueve premios Óscar de la Academia en su edición 2015. Este largometraje recibió candidaturas en los renglones de: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Fotografía, Mejor Guión Original, Mejor Maquillaje y Peluquería, Mejor Música Original, Mejor Montaje, Mejor Diseño de Producción y Mejor Diseño de Vestuario.

EL GRAN HOTEL BUDAPEST narra las aventuras de Gustave H, un legendario conserje de un famoso hotel europeo, entre ambas guerras mundiales; también de Zero Moustafa, el botones que se convierte en su amigo de más confianza. Dentro de la historia suceden el robo y recuperación de una invaluable pintura del Renacimiento; una disputa furiosa por una enorme fortuna familiar; además del desarrollo más tierno de un amorío, y como fondo un continente que cambia repentina y dramáticamente.

Este film está dirigido y escrito por Wes Anderson, basada en una historia de Anderson y Hugo Guinness. El filme es protagonizado por Ralph Fiennes, Tony Revolori, F. Murray Abraham, Mathieu Amalric, Adrien Brody, Willem Dafoe, Jeff Goldblum, JudeLaw, Bill Murray, Edward Norton, Saoirse Ronan, Jason Schwartzman, Tilda Swinton, Tom Wilkinson y Owen Wilson.

Anderson situó su historia en un balneario ficticio en el país alpino imaginario de Zubrowka, para el que creó no sólo una estética visual completa, sino también una historia sólida del siglo XX, que reflejara la situación de Europa del este, con una toma de poder fascista en la década de los treinta y un período comunista como consecuencia, pero que también contara con un pasado más distante a la manera de la Bella Época. “Cada vez que Wes hace un filme se trata de un mundo entero, y hay todo un universo que tiene que ser creado acorde”,comenta el productor Jeremy Dawson.

Anderson escribió la parte de Gustave H, el fastidioso conserje en el eje de la película, con un actor en mente: Ralph Fiennes, nominado en dos ocasiones al Oscar por LA LISTA DE SCHINDLER y EL PACIENTE INGLÉS. “La idea de que Ralph iba a interpretar este personaje lo enriqueció completamente”, comenta el productor. “Ralph desaparece en esta personalidad a tal grado que llegas a decir ‘ése es el Sr. Gustave’”.

Fiennes se sumergió completamente en las múltiples contradicciones del personaje. “Gustave es inseguro, banal y necesitado, como apunta el guión, pero también es un hombre muy fastidioso que tiene un fuerte sentido del principio que viene de esta idea de la manera en que te ocupas de la gente”, indica el actor que interpreta a este pintoresco conserje.

Disfrutó de manera especial la relación paternal que Gustave tiene con el joven Zero, a quien elige como su protegido en la interminable batalla contra la rudeza que existe en el mundo. “Para Gustave, Zero es un chico inocente, inexperimentado en las costumbres del mundo y que necesita ser instruido. Pero, a final de cuentas, terminan siendo compañeros de armas iguales”, señala Fiennes.

Fiennes se sintió inspirado en su primera colaboración con Anderson, quien, indica, tiene una manera de ver el mundo sin igual. “Con EL GRAN HOTEL BUDAPEST, Wes ha creado una auténtica comedia de robos, con todo y disfraces, persecuciones y escapes, pero siempre existe ese tono agridulce que es tan distintivo”, comenta. “Sus películas siempre tienen ese ligero toque idiosincrásico en el que yacen temas y emociones fuertes. Es una mezcla inusual que nadie más puede repetir porque proviene del interior de Wes, a partir de su sentido del humor y percepción del mundo”.

Al principio de EL GRAN HOTEL BUDAPEST, el Joven Escritor está entablando una conversación con el enigmático Sr. Moustafa, dueño del hotel, quien comienza a contar la historia de cómo ascendió de ser aprendiz de botones hasta convertirse en el dueño del Gran Budapest.

Tony Revolori interpreta a Zero Moustafa cuando llega por primera vez al hotel. En vista de que la idea era que Zero proviniera de un país ficticio del medio oriente, Anderson comenzó en un inicio a buscar actores en Líbano e Israel, así como al norte de África y en varias comunidades inmigrantes europeas, pero eventualmente encontró a Revolori, quien tiene antecedentes guatemaltecos, durante audiciones que se llevaron a cabo en Los Ángeles. Tan pronto y lo conoció, Anderson reconoció la misma formalidad despejada que caracteriza a Zero. Y cuando se lo presentó a Fiennes, hubo muy buena química y el humor fluyó de inmediato.

La acción principal de la historia comienza con la repentina y misteriosa muerte de la condesa Madame Céline Villeneuve Desgoffeund Taxis, también conocida como Madame D., y viuda de un aristócrata.

En el papel de Madame D. está Tilda Swinton, quien ganó un Oscar por su trabajo en MICHAEL CLAYTON. Para este rol, Swinton tuvo que pasar casi cinco horas cada mañana con la gente de maquillaje y peinados para prepararse en la interpretación de la viuda de 84 años de edad. Anderson indica, “Con Tilda, teníamos la oportunidad de envejecerla y me parece que disfrutó haberlo hecho; y ella ayudó a hacerlo algo especial. Me parece que asimiló la manera de interpretar a esta persona a esa edad”.

 

Anuncios

Un comentario en “Volver al Gran Hotel Budapest

  1. Wes Anderson me sorprendió con su animación en “Stop Motion” de Fantástico Sr. Fox (2009). Un impecable tratamiento de la fotografía, paletas de colores y balance de los planos. Me pareció un estudioso, y aveces obsesionado, de la simetría en los planos. Pero luego me di cuenta, que era parte de su sello como director. Luego, note que no era su única cualidad característica. La escritura, es su otro gran fuerte. Una que siempre nace de un universo nuevo, imaginado, pero dentro de las posibilidades de lo real. Que tiene la esencia de comedia inesperada, creada por personajes de una rareza especial, genial e inolvidable.

    Pensé que tardaría mucho en volver a ver un trabajo tan pulcro y académico, pero con una creatividad muy peculiar. Pero me equivoqué. No volvía a ver un trabajo así, sino mejorado. El Gran Hotel Budapest se ha convertido para mi en su mayor desarrollo artístico y académico dentro del ámbito cinematográfico. Pulió sus cualidades (guión y fotografía), y apareció con nuevas e interesante: Música Original, Montaje y Diseño de Producción. Evidentemente, no depende de él en su totalidad los desarrollos de estos departamentos, pero es clave el saber con quien conjugarse para hacer un trabajo de tal calibre.

    Una de mis favoritas de este año de premios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s